La agotadora misión de transformar una idea en libro.

Las ideas vuelan. Es una frase típica, real y desesperante para un artista; porque las ideas vuelan, pero no siempre uno puede atraparlas. Ahora bien, esa es una cuestión en la que no me quiero centrar. El que sucede cuando uno no atrapa la idea llevaría a un texto lleno de tristezas y decepciones, sentimientos que preferiría dejar a un lado en este momento ya que la situación es otra: atrape una idea, y ahora tenga que darle forma.

Cuando me propongo escribir una historia comienza por un simple ataque de inspiración que me incita a dejar llevar mis dedos sobre el teclado sin pensar en absolutamente nada, dejando que los sentimientos o acaso el espíritu de la inspiración (La llamo Blanca, porque después de todo lo que le debo merecía de mi parte cierto respeto) escriba por mi y describa las imágenes que se desarrollan en mi mente.

Pero con esta nueva idea, que se presento realmente como una luz y oscuridad al mismo tiempo, es diferente. Esta idea tiene que ser pulida para darle más brillo, trabajada con la mente concentrada y los sentidos alerta. Esta idea me demuestra que ser escritora no es un juego, sino más bien un misterio a resolver, con piezas de rompecabezas por ubicar en los lugares justos para que todo cobre un sentido. Pero todo empieza desordenado, con un brillo más bien tenue y deprimente, y lograr sacar algo de eso es una misión que me llena de ansias.

Siento que ante mi se abrió un mapa en el que tengo que ir marcando puntos y coordenadas, conectar mundos y personas, vacíos por llenar. Mi mente esta ansiosa por tomar las palabras y apropiarme de ellas y acomodarlas a mi gusto, como ha sido hace ya años, pero ahora requiere de mi una madurez que antes no hubiera sido capaz de manifestar. ¿Será esta idea la que me lleve a convertirme en una verdadera escritora?

La idea me sonríe y yo le devuelvo la sonrisa. De a poco, voy a transformarla en algo más grande. A pesar de lo agotador que pueda resultar, acepto la misión de transformar esta idea que Blanca me ha dado en un libro.

Advertisements

4 thoughts on “La agotadora misión de transformar una idea en libro.

  1. lo más interesante es eso de dejarse llevar.. de darle forma a esas ideas que vuelan… en ese vuelo donde no se piensa sino q se siente, ahi pueden aparecer las historias más fantásticas!

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s